Agrupación de Cuasimodistas en Osorno


En enero de 2009, se juntaron cuatro matrimonios con la inquietud de realizar un Cuasimodo en Osorno. Así, Ismael Vargas Poveda comienza con este movimiento y se contacta con la Nacional de Cuasimodo, para solicitar un asesor que pueda guiar y encaminar la concreción de esta iniciativa. La respuesta no se hizo esperar y llegó don Juan Gómez para asesorar el movimiento.

De este modo, el primer Cuasimodo que se vivió en nuestra Diócesis, se inició con la misa de envío en la Catedral San Mateo Apóstol, el 1 de julio del año 2009, siendo obispo Monseñor René Rebolledo Salinas.

La corrida de los Cuasimodistas comenzó en la Plaza de la ciudad con la participación de más de 100 personas, un conjunto folklórico y el coro de la Parroquia Espíritu Santo, que en vehículos, bicicletas y caballos visitaron, junto al Señor Sacramentado, a hermanos y hermanas que se encontraban enfermos.

Desde entonces esta agrupación lleva la Hostia Consagrada, a quienes no pueden asistir a la misa, y les asisten con pañales y ayuda espiritual, además de misionar en la evangelización de la familia de los enfermos.

También, unidos a la Nacional de Cuasimodistas, es la agrupación encargada de las misiones que anualmente se realizan en: la Isla de Chiloé, Isla de Cheniao, Tak, Mechuque, Boigue, y entregan apoyo a El Nazareno de Cahuach, y participan con sus servicios en fiestas patronales donde son invitados, procesiones, romerías y eventos especiales de la Iglesia Diocesana de Osorno.

Actualmente, existen 14 Cuasimodistas, con más de 50 personas que los acompañan en la corrida. Su Asesor es el padre Adán Lugowski, perteneciente a la Congregación Misioneros del Verbo Divino y su directiva la componen: Jessica Vidal, Secretaria; Magda Wevar, Tesorera y Juan Carlos Pérez Garrido, Presidente.

Juan Carlos Pérez Garrido
Presidente Agrupación Cuasimodistas
Osorno


La Fiesta de Cuasimodo


Cuasimodo es una fiesta propia de Chile y única en su género en el mundo entero. Está circunscrita al ámbito rural y a sus comunas de antiguo origen rural.

Se celebra el domingo siguiente de Pascua de Resurrección. Ese día el sacerdote lleva la comunión solemne a los enfermos, acompañados por huasos a caballo, ciclistas y carruajes adornados en un ambiente festivo y de alegría.

El nombre “Cuasimodo” es tomado del texto latino de la antífona introductoria de la misa de ese “Qua si modo gentini infantes…”, “como niños recién nacidos…” (1ª Carta de San Pablo 2,2).

Su origen parece remontarse a los tiempos de la colonia. Deriva del precepto establecido en el Concilio de Trento, de comulgar una vez al año por Pascua de Resurrección. Ante la posibilidad de robo o asalto, se hizo acompañar por huasos a caballo, que en un comienzo eran los dueños de fundos y posteriormente se amplió a otros estratos sociales, evolucionando en el ambiente urbano hacia la bicicleta, la moto y los vehículos motorizados.

A fines del siglo pasado fue adquiriendo atuendos típicos y determinados uso y costumbres peculiares de la cultura del pueblo, como símbolo de la celebración. Esta singular expresión de piedad popular, definida por Juan Pablo II como un “verdadero tesoro del Pueblo de Dios” (La Serena, 5 de abril de 1987), es el cumplimiento de una disposición establecida en el Concilio de Trento, de comulgar una vez al año, en Pascua de Resurrección.

Se destacan los trajes, el pañuelo que reemplazó al sombrero de huaso, como señal de respeto; la esclava, tomada de la vestimenta sacerdotal. Además, el estandarte de las cofradías, la campana para anunciar la llegada del Santísimo, y en muchos casos, el palio para protegerlo. Blanco y amarillo son los colores principales, tomados del emblema papal. El colorido lo proporcionan los carros, caballos y ciclistas adornados, los santos y figuras, la carroza o coche del Señor Sacramentado, los arcos de flores.

El rito es una procesión acompañada de gritos y cantos. Una aclamación muy conocida es “Santo, Santo, Santo, Señor de los Ejércitos” y responden todos a coro “Llenos están los cielos de la Majestad de vuestra Gloria: Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo”.

Las casas de los enfermos que vana a ser visitadas están adornadas con flores y algunas ponen un altar junto a la puerta del camino.

Todo concluye en una celebración de la Eucaristía que en algunos lugares es el comienzo de la procesión o durante el trayecto.

Oración del Cuasimodista

SANTO, SANTO, SANTO
SEÑOR, DIOS DEL UNIVERSO.
CON AMOR Y RESPETO ADORAMOS
EL CUERPO Y LA SANGRE DE TU HIJO.

JESÚS NUESTRO HERMANO,
PRESENTE EN EL PAN Y EN EL VINO
OFRENDA DE NUESTROS CAMPOS
Y FRUTO DEL TRABAJO DEL HOMBRE

TU HIJO QUEREMOS LLEVAR
A LOS ENFERMOS Y NECESITADOS,
PORQUE TÚ ERES SEÑOR
EL DIOS DE ABEL, EL CAMPESINO
DE MOISÉS, EL PASTOR.
DE MARÍA, LA MADRE
Y DE JOSÉ, EL CARPINTERO.

AYUDA A RESPETARNOS COMO HERMANOS;
QUE HAGAMOS REALIDAD TU REINO DE JUSTICIA.
EL CIELO Y LA TIERRA ESTÁN LLENOS
DE LA MAGESTAD DE TU GLORIA.
LA ALEGRÍA Y EL AMOR
SON SIEMPRE TU COMPAÑÍA.
COMPARTIRLO SEA NUESTRA MEJOR MISIÓN.

GLORIA AL PADRE,
GLORIA AL HIJO
GLORIA AL ESPÍRITU SANTO.


Dirección Obispado de Osorno: Av. Juan Mackenna 980, Osorno.
Teléfono: 64 2 338600
E-mail: osorno@episcopado.cl
E-mail prensa: comunicación_osorno@iglesia.cl