Camino Neocatecumenal


El camino Neocatecumenal, nace como inspiración de la Virgen María. Es un itinerario de iniciación cristiana, dependiente de los obispos, que busca redescubrir el bautismo y hacerlo presente, de forma concreta y libre, en la vida cotidiana de cada ser humano sin exclusión, a través de la escucha de la Palabra de Dios.

Este movimiento surge en la década de 1960 con una comunidad pequeña, en una zona pobre de Palomeras Altas en la periferia de Madrid, España. Kiko Argüello, perteneciente a una familia de alto poder adquisitivo y siendo estudiante de arte, entra en un dilema profundo acerca del sentido de su existencia, frecuentando entornos marxistas y ateos.

Luego de ser un pintor famoso, con premios nacionales y muy adinerado, pero sin respuestas ni soluciones, y viendo que nada de lo que tenía o pudiera tener lo haría sentir pleno, pide finalmente ayuda en la Iglesia Católica. Es aquí donde encontraría respuestas a ciertas inquietudes, aunque no a todas, por lo que decide irse a vivir solo, con una guitarra y una Biblia, en uno de los barrios más pobres de Vallecas, Madrid. Con este cambio de vida y en este lugar, poco a poco se le acercaron personas interesadas en escuchar la Palabra de Dios, a lo que él les preguntaba qué entendían de esa Palabra, y el fruto fue magnífico. Paulatinamente se fueron creando nuevas comunidades, en ese entonces con la ayuda de Carmen Hernández y el Pbro. Mario Pezzi.

En la década de 1990, el Papa Juan Pablo II, reconoció formalmente al Camino Neocatecumenal, pidiendo a los obispos su apoyo a estas comunidades, y el 11 de mayo de 2008 la Santa Sede ratifica la aprobación definitiva de los estatutos de nuestro movimiento. El 5 de mayo de 2018, el Papa Francisco invitado a la celebración de los 50 años de existencia del Camino Neocatecumenal, comenta: “Queridos hermanos y hermanas, vuestro carisma es un gran don de Dios para la Iglesia de nuestro tiempo”.

Actualmente el Camino está presente en los 5 continentes, con seminarios “Redemptoris Mater” en una gran cantidad de países, sumando así un alto número de vocaciones sacerdotales. Además, realiza “misio ad-gentes” en distintos lugares en donde no se conoce o no se acepta el cristianismo; en Chile se está realizando en Alto Hospicio, Iquique.

Esta misión se designa confiando en el Espíritu Santo, de manera aleatoria y libre, y la llevan un sacerdote más un par de familias que se ofrecen voluntariamente para ir a vivir de manera cristiana, a cualquier lugar del mundo al que se envíen.

Las comunidades ya formadas, son guiadas por un equipo de catequistas, quienes visitan ocasionalmente a los hermanos pertenecientes al territorio que se les asigne y los animan a seguir por el camino de la fe.

En Osorno, existe una comunidad en la Capilla Nuestra Señora de Czestochowa de la Parroquia Espíritu Santo, en el sector de Quinto Centenario. Los hermanos de dicha comunidad realizan Liturgia de la Palabra dos veces al mes, y también una Eucaristía semanal, las cuales se preparan con antelación en pequeños grupos de la misma comunidad.

Angélica Santibáñez - Responsable del grupo en Osorno


Dirección Obispado de Osorno: Av. Juan Mackenna 980, Osorno.
Teléfono: 64 2 338600
E-mail: osorno@episcopado.cl
E-mail prensa: comunicación_osorno@iglesia.cl